Los “capítulos cancelados” de Persuasión

Los llamados “capítulos cancelados” o suprimidos de Persuasión constituyen el único manuscrito existente de las seis principales novelas de Jane Austen y nos revelan mucho del proceso creativo de la escritora. En aquella época todavía no se daba importancia al manuscrito, así que una vez impreso el texto, se desechaba por no verle utilidad.

En cambio, como Southam plantea, el manuscrito nos dice mucho sobre “los métodos de composición de JA, la atención meticulosa al detalle verbal, a los matices del ritmo y las sombras de la ironía para crear el efecto de un realismo sumamente selectivo; y subrayan los problemas particulares que enfrentaba al construir una escena y un curso de acción” (1976: 30).

Manuscrito de la primera página del capítulo 10 cancelado de Persuasión, en la Biblioteca Británica

Manuscrito de la primera página del capítulo 10 cancelado de Persuasión, en la Biblioteca Británica

La primera noticia de la existencia de estos capítulos aparece en los Recuerdos de Jane Austen que escribió su sobrino James Edward Austen-Leigh. Él se refirió solamente a un capítulo reemplazado por dos nuevos capítulos y atribuye esa sustitución a que su tía se dio cuenta que había dado un “desenlace soso y aburrido” a su novela. En la segunda edición de su biografía, publicada en 1870, incluiría el capítulo como un anexo.

En realidad, se trata de dos últimos capítulos del segundo volumen, es decir, los capítulos finales. Los cambios son:

  • el capítulo 10 originalmente escrito se sustituyó por el capítulo 11 definitivo (23 en la numeración continua de capítulos, que hoy conocemos), y que representa una modificación sustancial a la manera en que los protagonistas se reconcilian (la conversación de Anne con el capitán Harville y la Carta)
  • se añadió un nuevo capítulo 10 definitivo (o 22), con escenas adicionales y
  • el capítulo 11 suprimido que, con algunas modificaciones importantes, se convirtió en el capítulo 12 definitivo y final (o capítulo 24),
  • Además de otros cambios y adiciones que debían incorporarse a ambos capítulos.

El texto íntegro de ambos capítulos se publicaría por primera vez en 1926, en la edición a cargo de R.W. Chapman. Sería entonces cuando se descubrió que, además de haber regularizado la ortografía y la puntuación del texto, Austen-Leigh se había saltado algunos renglones. Ese texto editado siguió usándose durante varias décadas del siglo XX en varias ediciones de la novela y no la transcripción de Chapman.

Se trata de un total de 16 hojas (32 páginas) y un gran parche con catorce renglones pegado en la página 19 para cancelar el texto inicial. En el manuscrito se Incluyen tres distintas fechas de redacción, en la primera página del capítulo 10 aparece la fecha 8 de julio de 1816, luego en la página 26 aparece la fecha 16 de julio de 1816 y finalmente, en la página 28, se indica 18 de julio de 1816. Significa que en 8 días Jane Austen había completado una primera versión y tomó dos días más para correcciones.

El texto está escrito con tinta ferrogálica (también llamado de corteza de roble), que fue lo acostumbrado durante siglos y era de elaboración casera.

Manuscrito del capítulo 11 cancelado de Persuasión en la Biblioteca Británica

Manuscrito del capítulo 11 cancelado de Persuasión en la Biblioteca Británica

No se observa ninguna separación en párrafos y la puntuación es seguida, marcada principalmente por guiones largos y no punto y aparte, en algunos casos tampoco aparecen las comillas para indicar intervenciones directas de los personajes (en inglés se emplean comillas en ese caso, mientras que en español se usa el guión largo); además contiene muchas abreviaturas, uso de mayúsculas al inicio de muchos sustantivos (a la usanza alemana) y algunas palabras subrayadas a manera de énfasis, que no se incluyeron en las ediciones impresas con tipografía en cursivas o itálicas (que sería la adecuada), pues posiblemente habría sido la intención de la escritora que se percibiera ese énfasis.

Como sucede con el manuscrito de Los Watson, se observan correcciones y cancelaciones, producto de la revisión durante la redacción, y algunas otras modificaciones interlineares, y en las últimas páginas aparecen correcciones adicionales que no cabían en las páginas de cada capítulo, con indicaciones de donde debían insertarse.

A la muerte de Cassandra Austen, y de acuerdo con sus instrucciones, lo heredó su sobrina Anna Austen Lefroy. Su familia lo conservó hasta diciembre de 1925 cuando lo adquirió la Biblioteca Británica, que lo encuadernó para su mejor conservación y lo cuenta entre sus grandes tesoros desde entonces. En la actualidad puede verse una copia digital del manuscrito en el sitio Jane Austen’s Fiction Manuscripts:

Como se ha indicado más arriba, el capítulo 10 definitivo del segundo volumen es totalmente una adición; sin embargo, aproximadamente la última cuarta parte del capítulo 10 cancelado se mantuvo, “casi palabra por palabra” (Sutherland, 2005: 150), al final del capítulo 11 definitivo, es decir la conversación de los protagonistas acerca de la persuasión y el deber, aunque, cabe señalar que se cambia el tipo de discurso, de indirecto a directo (Southam, 2001: 90-91), así que produce la impresión de mayor cercanía e inmediatez en el diálogo entre los personajes.

Las diferencias entre el capítulo 11 cancelado y el capítulo 12 definitivo del segundo volumen son mucho menores, se trata de correcciones, adiciones o cancelaciones aquí y allá, con las que se suaviza la ironía contra un personaje secundario y se da mayor importancia al papel de otro (Todd y Blank, lxxx), así como ajustes de tono que dan mayor precisión y vitalidad al texto para concordar con el nuevo capítulo 11 (Southam, 2001: 95). Así, por ejemplo, desde ese capítulo cancelado se menciona el landaulete de Anne.

Un landaulet. Imagen tomada de Ackermann's Repository, serie 2 vol. 7 (marzo de 1819).

Un landaulet. Imagen tomada de Ackermann’s Repository, serie 2 vol. 7 (marzo de 1819).

Respecto al cambio de contenido entre el capítulo 10 cancelado en comparación con el capítulo 11 definitivo, la principal diferencia está en el clímax de la reconciliación, que se da de manera completamente distinta, cambia de lugar, tiempo, acción, participantes y tono.

Harding considera que la reconciliación en el capítulo 10 cancelado se produce en circunstancias cómicas (Southam, 1976: 30) y Sutherland opina que, si bien, ese capítulo 10 cancelado es una buena pieza teatral, no concuerda con la narrativa de la novela en su conjunto (2005. 166).

Para Southam, ese capítulo tiene un tono de comedia, carente de la intensidad emocional que requería el clímax de la novela, pues las circunstancias de la reconciliación están trazadas con torpeza, a la manera de una farsa cómica y, con la cancelación, se salva a dos personajes secundarios de una caracterización inconsistente, pero más importante aún, en el capítulo cancelado, los protagonistas quedan atrapados por las circunstancias, se les priva de la capacidad de independencia y decisión racional, su felicidad se debe más a sorpresas y malentendidos que al albedrío, en tanto que en el capítulo 11 definitivo, ellos son los agentes de la acción (1999: 88). Es más, como señala Harding, Anne tiene un papel activo, en el que, por así decirlo, hace una declaración pública de sus opiniones (Southam, 1976: 197-198).

Southam califica la cancelación del capítulo 10 como una corrección técnica, pues se requería construir un clímax dramático y emocional, así que, con los capítulos 10 y 11 definitivos (especialmente con el 11) se reajusta el tono, la secuencia de acontecimientos y el ritmo de la acción para que concuerden con toda la historia (2001: 92-93). Considera que la escritora reemplazó la versión del manuscrito, defectuosa en muchos detalles, con un capítulo que concuerda con el delicado poder del tema, la acción y los personajes (2001: 95). Sutherland la denomina como “corrección estructural”, que amplía el espectro de la escena, con más personajes y más diálogo en marcha, además de que resuelve los hilos de personajes secundarios en la trama, cuyas historias también se relacionan con el amor, el matrimonio y el dinero (2005: 166-167).

Southam también ofrece como motivo para el cambio de los capítulos, la posible repetición de diseño y método en los pasajes de revelación y diálogo entre el capítulo 9 y 10, así que, al incluir un nuevo capítulo entre los otros dos, se separa la acción de uno y otro por un día y se añade variedad de acción e información (2001: 99), mientras que las correcciones menores son la muestra de la atención que la escritora daba a la precisión lingüística y la dicción (2001: 90).

Por su parte, Marilyn Butler considera que la versión final es más balanceada para los dos volúmenes (Todd y Blank, 2013, lxxx). Lo cierto es que los capítulos definitivos ofrecen una conclusión infinitamente más satisfactoria. Después de todo, la Carta es uno de los elementos predilectos por los lectores y no existía en los capítulos cancelados.

La carta del capitán Wentworth - entregada el 25 de febrero de 1815. Ilustración de Charles E. Brock para la edición de 1909 de Persuasión

La carta del capitán Wentworth – entregada el 25 de febrero de 1815. Ilustración de Charles E. Brock para la edición de 1909 de Persuasión

Ahora bien, para algunos críticos la existencia de los capítulos cancelados se considera como evidencia de que, aunque en líneas generales Jane Austen había completado Persuasión, su enfermedad le había impedido pulirla totalmente. Así, por ejemplo, tanto Harding (Southam, 1976: 211-212) como Mary Lascelles (Southam, 1976: 161) cuestionan la resolución que se da a las historias de dos personajes: la señora Clay y el señor Elliot, mientras que como Southam (2001: 97) cree que el papel de la señora Smith se habría expandido todavía más; en opinión de ellos se necesitaban más detalles respecto a esos personajes. Corresponde a cada uno de nosotros decidir si queremos especular al respecto.

Tal como se mencionó en la página principal dedicada a la novela, en lengua española, hasta la fecha, los “capítulos cancelados” solamente aparecen como anexo en las ediciones de Persuasión que han publicado Alba Editorial y Cátedra, en traducción de Francisco Torres Oliver y Juan Jesús Zaro respectivamente. Las demás edicione en lengua española NO los incluyen.

Por último y como curiosidad, hay que mencionar que las dos películas basadas en la novela (la de 1995 y la de 2007) incorporaron parte de los acontecimientos del capítulo 10 cancelado.

Bibliografía

  • Austen-Leigh, James Edward (1871). A Memoir of Jane Austen. Londres: Bentley. Versión electrónica completa que incluye los prefacios para Lady Susan y The Watsons disponible en el sitio Jane Austen Italia.
  • Southam, Brian S. (1976). Jane Austen: Northanger Abbey and Persuasion. A selection of critical essays. Londres: Macmillan.
  • Southam, Brian S. (2001). Jane Austen Manuscripts. A Study of the Novelist’s Development through the Surviving Papers. Londres: Athlone Press.
  • Sutherland, Kathryn (2005). Jane Austen’s Textual Lives from Aeschylus to Bollywood. Oxford: OUP
  • Todd, Janet y Blank, Antje (2013) “Introduction” en Austen, Jane (2013). Persuasion. The Cambridge Edition of the Works of Jane Austen. Cambridge: Cambridge University Press, xxi a lxxxii.

 


 

Copyright © 2017-2018 Cinthia García Soria. Todos los derechos reservados. La redacción del contenido. así como la traducción de las citas y referencias en inglés la realizó Cinthia García Soria.

El contenido de este sitio se ofrece para uso personal solamente. La publicación, reproducción o distribución de la totalidad o cualquier parte del contenido del mismo SIN la AUTORIZACIÓN PERMISO expresa y por escrito de JAcastellano y del autor está completamente PROHIBIDA.

Guardar

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: